6ta Marcha por el Derecho a la Salud Mental

El pasado lunes se llevó a cabo la primera reunión organizativa para la 6ta Marcha por el derecho a la salud mental en el Hospital Neuropsiquiátrico Provincial. Con amplia participación de organizaciones debatimos sobre la situación de la salud mental en Córdoba, la coyuntura nacional y definimos en conjunto la fecha para la movilización: 18 de octubre.

La próxima reunión será (excepcionalmente) el martes 20/08 a las 18hs en el HNP.

Contexto

A nueve años de la sanción de las leyes nacional y provincial de salud mental, la provincia apura externaciones que tienen más de expulsión compulsiva de usuarios/as que de una real política de desmanicomialización, y que reitera una característica destacada de las políticas del último tiempo: la vulneración de los derechos humanos.

“Entre los muros y el abandono: una red de dispositivos”

Crecen en Córdoba los rumores de una “unificación” de las instituciones de la manzana de salud mental (Hospital Neuropsiquiátrico, Casa del Joven, Instituto Provincial de Alcoholismo y Drogadicción y Centro de Rehabilitación Sociolaboral) y una reducción de camas para internación, mientras que la provincia sólo sostiene una casa de medio camino en toda la capital (con lugar para 6 mujeres).

Similar panorama se registra en Oliva, donde el gobierno no deja de exponer la baja cantidad de usuarixs internados, sin dar cuenta de los procesos y criterios con los que encaran las externaciones. La pregunta que surge naturalmente es ¿Dónde van las personas externadas de Oliva que luego de largos períodos de internación no cuentan con familias y medios de vida si no se han creado los dispositivos necesarios para apuntalar procesos de vida independiente?

 Lxs Trabajadorxs del Hospital Neuropsiquiátrico Provincial (ciudad de Córdoba) dan alguna respuesta cuando denuncian que hay usuarixs de Oliva internados en el HNP, en el marco de reclamos por la precarización laboral, falta de insumos y problemas edilicios. La realidad muestra que la provincia no está garantizando las redes de atención que puedan absorber una demanda que, hasta el momento, sólo atienden los monovalentes.

 Reclamos históricos y desafíos actuales 

La desmanicomialización es un reclamo histórico de las organizaciones de usuarios, las organizaciones sociales, los organismos de DDHH. Para ello nuestro país se comprometió a alcanzar una meta de transformación del sistema de Salud Mental para el 2020, con todo lo que ello implica: el desarrollo de un proceso y una política integral e integrada que la Secretaría de Salud Mental no tiene.

El proyecto de fusión de las instituciones de la manzana de salud mental en Córdoba no logra responder los cuestionamientos a la “centralidad” de un sistema que ya es hospitalocéntrico, por el contrario, torna aún más delicada la situación. La falta de insumos en las instituciones continúa siendo frecuente y las asambleas por mejoras en las condiciones laborales están activas en todas las instituciones de la manzana de salud mental.

En ese contexto, hace poco más de un mes, las residentes denunciaron un atropello por parte de las autoridades, que exigían devolver los meses que otorga la licencia por maternidad.

Lejos de ser hechos aislados, toda esta sucesión de episodios desnuda la verdadera política de salud mental en la provincia.

Fragmento | Marcha 2018: «La salud mental está en las calles»

Nos encontramos frente a un retroceso brutal del Estado como garante de derechos: el perjuicio y la desatención estatal recaen directamente sobre los usuarixs, familiares y profesionales de Salud Mental. Muy lejos quedan las metas de desmanicomialización para el 2020, de transformación del sistema de atención a la salud mental, de la construcción de un sistema comunitario y de programas integrales de inclusión social, laboral y cultural.

Con la degradación de los Ministerios Nacionales de Salud y Trabajo entre otros, a Secretarias, y el ajuste presupuestario, es cada vez más crítico el panorama y cada vez está más lejos la perspectiva de una transformación real: de sustitución del viejo modelo manicomial por un sistema de atención inclusivo, respetuoso de la dignidad de las personas usuarias y de los trabajadores, y basado en la comunidad.La consigna de este año refiere a la defensa del espacio público.

Al derecho a habitar y convivir en el espacio público. Y a la visibilización de demandas que parecen olvidadas, pero que tenemos presente día a día. “Estar en la calle” da cuenta que la Salud Mental no está en el encierro ni en la segregación, sino en la inclusión a través de políticas públicas diseñadas para responder a las necesidades de nuestra comunidad. El nivel de recorte de derechos en general y la agudización de cuestiones como desempleo, falta de acceso a la vivienda, etc, generan impacto en la salud mental de toda la ciudadanía.

**La La Marcha por el Derecho a la Salud Mental es una expresión que viene creciendo año a año. Impulsada por un colectivo de organizaciones cordobesas, entre las que se encuentra el Observatorio de Salud Mental y Derechos Humanos, nucleadas en defensa de la Ley Nacional y Provincial de Salud Mental y por la transformación del sistema de atención, esta movilización se multiplicó desde su primera edición, tanto en la Ciudad de Córdoba, como en ciudades de todo el país.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *